Alianza Lima venció 2-1 a Universitario de Deportes en el estadio Monumental

Alianza Lima venció 2-1 a Universitario de Deportes en el estadio Monumental

135
0

Alianza Lima ganó el clásico del fútbol peruano. El cuadro íntimo logró la victoria tras ir perdiendo 1-0. El resultado final fue 2-1 y terminó con bronca.

Alianza Lima tiene a Leao Butrón, y la ‘U’ a Raúl Fernández. Ahí está la diferencia en el tercer clásico del año. El portero aliancista es un líder natural que aparece cuando su equipo más lo necesita, en cambio, el arquero crema regresó a las canchas después de seis meses y regaló el primer gol y no pudo hacer nada en el tanto de la victoria aliancista. Un 2-1 que revitaliza al golpeado cuadro de Bengoechea.

El clásico arrancó a toda marcha en el Monumental de Ate. Menos de dos minutos se habían jugado cuando Jersson Vásquez vio que Hansell Riojas aún tenía la cabeza puesta en Matute, en Independiente, en la Copa Sudamericana, y le mandó un pase profundo a Tejada. El ‘Pana’ puso el ropero delante y cuando iba a patear fue trabado dentro del área. Penal, pitó Víctor Hugo Carrillo sin titubear. El mismo Tejada se paró frente a Leao Butrón e hizo el ridículo pateando un penal débil y avisado. Sin embargo, el panameño nos está acostumbrado a cobrarse revanchas de forma inmediata. Cuarenta segundos después, Arquímedes Figuera recuperó el balón en el mediocampo y mandó otro pase detrás de la línea defensiva aliancista. Butrón salió en falso, Riojas se fue de largo y Tejada quedó solito frente al arco. Un puntillazo le regresó el alma al cuerpo para poner el 1-0.

La ‘U’ pasó a ser claro dominador, pero dos situaciones fueron para quellegue el empate blanquiazul a los 23’. Schuler salió golpeado y en su lugar entró Galliquio, que le terminó haciendo una falta a Kevin Quevedo. El cobro fue ejecutado por Luis Ramírez, un tiro que no encontró cabezas aliancistas pero sí a un arquero saltando a destiempo y poniendo manos resbalosas como Raúl Fernández.
El 1-1 equilibró la balanza, que estuvo por romperse si Alberto Quintero terminaba anotando en un contragolpe al minuto 43.

Gol y golpes

La ‘U’ retomó el mando en la complementaria, pero no trasladó su dominio al marcador. Intentó con demasiados pelotazos largos o con tiros libres sin éxito. La fórmula de Troglio se encontró frente a un Alianza que daba la sensación no quería tener la pelota.

Los cambios de Aguiar y Hohberg le dieron peso ofensivo a los de Bengoechea, y fue allí que llegó el 2-1. Rinaldo Cruzado probó de larga distancia y su disparo se clavó en una esquina del arco merengue.
La ‘U’ tuvo el empate en el final con Duclós expulsado, pero Leao fue el héroe con las manos firmes.

Al final los puños y las patadas cerraron el clásico.

DEJA UNA RESPUESTA