Así fue planeado el crimen del estudiante en SJL

Así fue planeado el crimen del estudiante en SJL

94
0

El crimen de Luis Sergio Ramírez Santos (19), el estudiante de música cuyo cuerpo fue abandonado dentro de una bolsa en San Juan de Lurigancho, fue planeado al detalle por los asesinos. La autora material e intelectual,  Ana Carranza, había conocido a su víctima a través de la aplicación móvil Tinder, en la cual se establecen citas en línea.

Según informó el semanario “Hildebrant en sus trece”,  ellos se conocieron el enero y tras mantener contacto a través de mensajes, se conocieron en febrero. “Nos encontramos en el Jockey Plaza (…) y luego nos fuimos a un hotel por San Juan de Lurigancho. Me obligó a tener relaciones sexuales”, dijo la joven en su declaración a la PNP. Sin embargo, para la policía este dato sería parte de su coartada.

La joven sostiene que ella quería una relación formal con el estudiante y ante las negativas de este, ella planeó su venganza. De esta forma volvieron a encontrase el pasado 10 de marzo, fecha en que finalmente fue asesinado Luis sergio Ramírez Santos.

La joven lo citó en su vivienda en San Juan de Lurigancho. Ana le había pedido a su actual enamorado, Aníbal Chalco y que también vivía en la misma casa, que lo acompañara. Un dato importante para la policía es el que brindó el hermano de Ana, Eduardo Carranza. Este dijo que dos días antes del asesinato, acompañó a Chalco a comprar el saco en donde finalmente fue colocado el cadáver. “Incluso se metió dentro para comprobar si cabía un cuerpo”.

Asesinato
El 10 de marzo Luis Sergio Ramírez Santos llegó a la casa de Ana y esta lo amenazó con una espada, según narró a la Policía. Colocó la música a alto volumen y cerró las puertas con llave. “Le dije que se disculpara por lo que me hizo pero se mostró indiferente (…) lo corté con la espada en el brazo derecho y sin querer le hice un corte profundo”.

Según narró la joven, el joven le pidió que lo matara, debido al sangrado profuso, e incluso grabó un mensaje de despedida para su familia. Esto último fue corroborado por la PNP. Finalmente, Ana acabó con la vida de Luis Sergio Ramírez Santos asfixiándolo con una soguilla.

La participación de Aníbal Chalco se centró en la desaparición del cadáver. Junto a Ana lo metió en la bolsa que previamente había comprado y luego ambos subieron el saco a un taxi y lo abandonaron en la cuadra 24 de la avenida Constelación, donde finalmente fue hallado. Todo ello ocurrió ante la vista de los vecinos.

Luego se comunicaron con la familia del joven y se hicieron pasar como secuestradores. Exigieron 20 mil soles y se les depositó 1.500. “Enviamos mensajes desde el celular de Luis y utilizamos su tarjeta para retirar el dinero”. Ese mismo día, tras abandonar el cuerpo, Ana y Aníbal retiraron 400 soles y se dirigieron a Megaplaza. Gastaron el dinero en juegos y comida.

Según reveló la PNP, de momento no hay ningún indicio de que la madre de Ana, Yrma Chiara, haya participado del crimen, tal como se informó en un inicio. Tampoco que el hermano de la asesina confesa, Eduardo, tuviera mayor participación. Ambos dijeron desconocer los planes criminales.

El tanto el padre de Ana, Horacio Carranza, señaló que sus dos hijos sufren de trastornos mentales y reciben tratamiento en el hospital Hermilio Valdizán. Incluso, Ana estuvo internada en un centro psiquiátrico.

DEJA UNA RESPUESTA