Así funcionaba la red criminal que vendía armas a sicarios

Así funcionaba la red criminal que vendía armas a sicarios

114
0

Dentro de la red que vendía armamento y explosivos a sicarios del narcotráfico, el empresario Nelson Espinoza Justiniano era una de las piezas clave. Espinoza Justiniano era el representante legal de las empresas intervenidas durante el megaoperativo realizado el miércoles: Importaciones Enzo S.A.C. y La Casa de las Armas S.A.C  El empresario fue detenido junto con otras ocho personas.

Según el Ministerio del Interior, en las instalaciones de estas empresas legales se desarrollaban parte de las actividades de esta organización delictiva, en la que también participaban ex militares, policías y miembros en actividad de la Fuerza Aérea del Perú (FAP).

Estos son los procesos que, de acuerdo al Ministerio del Interior, Espinoza Justiniano realizaba para hacer llegar las armas a manos de los criminales.

– Ofrecían trámite para obtener licencia –

Vendía armas de fuego y municiones a delincuentes y les ofrecía el trámite de la licencia para portarlas. En sus empresas, los sicarios hacían prácticas de tiro. El policía Jhenry Alvarado, coludido con esta mafia, aprobaba todas las supervisiones a sus empresas.

– Modificaban las armas en los talleres –

En los talleres de mantenimiento de sus empresas se cambiaban los tubos de cañón o martillos percutores para que las armas usadas en crímenes no sean descubiertas por la policía. Estas armas ‘chuecas’ eran vendidas al doble de precio.

– Denunciaban el armamento como perdido –

Los llamados ‘burros’ compraban armas en sus tiendas para proporcionárselas a delincuentes. La estrategia consistía en denunciar las pérdidas de las mismas en algunas comisarías y comprar más. Operaban en complicidad con empleados de la Sucamec.

– Pérdidas de armas no eran investigadas –

En la comisaría donde se hacían las denuncias, los policías vinculados a la mafia no investigaban los casos de las supuestas pérdidas.

DEJA UNA RESPUESTA