Las idas y vueltas de Huaycán para separarse de Ate

Las idas y vueltas de Huaycán para separarse de Ate

170
0

La Comisión Permanente del Congreso aprobó un dictamen que declara de interés nacional la creación del distrito de Huaycán. Se trata de un nuevo intento para separarse política, económica y administrativamente de Ate.

Huaycán estuvo muy cerca de concretar estas aspiraciones en abril del 2016, cuando la Comisión de Descentralización dio luz verde al proyecto de ley que creaba esta nueva jurisdicción. La decisión quedó en manos del pleno.

“Un grupo de vecinos de Pariachi y Horacio Zeballos se opuso. Había disputas por el liderazgo”, contó el ex jefe de la Dirección de Demarcación Territorial de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) Alfredo Pezo.

Lo aprobado el último 31 de enero es un nuevo intento que ha respaldado en el Parlamento la congresista Úrsula Letona. Con la declaración de interés nacional, otra vez la oficina de demarcación deberá plantear un proyecto de ley y este debe ser aprobado en el Consejo de Ministros. Finalmente, la propuesta deberá debatirse en el Congreso.

—Dividir o integrarse—
¿Por qué Huaycán insiste en convertirse en el nuevo distrito de Lima? Según sus dirigentes, Ate no invierte en esta zona. “Óscar Benavides tiene 16 años como alcalde de Ate y no ha ejecutado obras importantes en Huaycán. Hay obras del Ministerio de Vivienda, pero en sectores como Pariachi la misma comunidad está invirtiendo en sus pistas y veredas”, afirmó Fernando Canchari, miembro de la Comunidad Autogestionaria de Huaycán, institución creada hace 32 años y que es la principal promotora de la corriente separatista.

Otro dirigente, Francisco Villalobos, dijo que desde el 2014 hay un proyecto de S/36 millones para un polideportivo de 45 mil m² que no se hace pese a que cuenta con código SNIP.

El alcalde Óscar Benavides defendió su gestión asegurando que entre el 2011 y el 2016 hizo 16 obras (pistas y veredas) por S/57 millones, pero junto con el gobierno nacional.
Consultados por este Diario, especialistas explicaron que más distritos generan una mayor división del poder, lo que a su vez causa dificultades para emprender proyectos metropolitanos. Pezo coincidió con esa postura, pero también resaltó que Huaycán es una excepción, pues tiene una historia ‘autogestionaria’ como Villa El Salvador. Mientras sigue el debate, la falta de infraestructura y otros pendientes esperan.

DEJA UNA RESPUESTA