Puente Piedra: Todo lo que no se vio de la protesta

Puente Piedra: Todo lo que no se vio de la protesta

147
0

Tan asustadas como sorprendidas resultaron ayer las personas que viajaban en coasters cuando un grupo de manifestantes bloqueó el tránsito, detuvo los vehículos en plena Panamericana Norte, a la altura del óvalo de Puente Piedra, y los obligó a bajar para que se sumaran a las protestas contra el nuevo peaje, instalado en dirección de sur a norte el pasado 29 de diciembre. Eran las 6 a.m.

Con la vía interrumpida, más de 6 mil manifestantes iniciaron su marcha hacia el peaje, ubicado a más de 5 km del óvalo. Sin embargo, a las 8:45 a.m. y a unos 400 metros de las garitas, a la altura del paradero Tres Ruedas, un cordón policial con guantes blancos les impidió avanzar.

El enfrentamiento se desató luego de que una persona arrojara un puñado de tierra a un policía. Automáticamente, los agentes empezaron a lanzar bombas lacrimógenas para dispersar a los manifestantes.

Desde entonces y hasta caída la tarde, varios grupos de vándalos, algunos con los rostros cubiertos, atacaron a la policía con piedras, botellas y artefactos pirotécnicos que disparaban con tubos de plástico. Esto afectó a los vecinos que habían marchado sin ocasionar disturbios.

El trabajo policial se dificultó porque decenas de personas se negaban a abandonar las zonas de conflicto.

Los agitadores tumbaron los separadores de concreto de la carretera, quemaron llantas y destruyeron la señalización de un paradero del Metropolitano y las vallas de seguridad de un puente peatonal.

Después de más de 10 horas de enfrentamiento, y tras realizar trabajos de limpieza en la vía, la policía pudo controlar a los vándalos y reabrió la Panamericana Norte.
No obstante, a la altura del paradero Establo, en el kilómetro 27,5 de la Panamericana Norte, la policía siguió hasta el cierre de esta edición evitando que un grupo de sujetos atacara los vehículos que ya circulaban.

El general Gastón Rodríguez, jefe de la Región Policial Lima, informó que durante los enfrentamientos fueron detenidas 60 personas, entre ellas un menor y una mujer que poco antes había denunciado abusos de la policía en televisión.

Además, un policía quedó herido de gravedad y otros cuatro agentes sufrieron impactos de piedras. Una menor que estaba con su madre en el puente peatonal del paradero Establo recibió también una pedrada en la cabeza y un fotógrafo sufrió impactos de perdigones.

El ministro del Interior, Carlos Basombrío, pidió al Poder Judicial que no libere a los detenidos. “Me preocupa que la semana pasada hayan detenido a 28 [personas] en el contexto del incendio de las casetas y hayan liberado a todos”, dijo. En efecto, estas personas salieron libres bajo comparecencia restringida.

—Piden eliminar el peaje—
El alcalde de Puente Piedra, Milton Jiménez, lamentó los actos violentos y pidió a la comuna de Lima que elimine el nuevo peaje. Dijo que este cobro atenta contra la economía de los vecinos, quienes ahora deben pagar S/10 para salir y entrar a su distrito.

“[Los disturbios] son consecuencia de lo que no debió suceder nunca. Puente Piedra no necesita ese peaje. El pueblo quiere que sea erradicado porque somos gente de extrema pobreza y el peaje encarece la canasta familiar”, indicó el burgomaestre.
Jiménez además instó al presidente de la República y al Congreso a presentar un proyecto de ley para que se anule el contrato con la concesionaria Rutas de Lima.

Ayer en la sesión de Concejo de la Municipalidad de Lima, los regidores de oposición Karin Díaz, Moisés Rojas y Rafael Yamashiro pidieron eliminar definitivamente el nuevo peaje.

.

DEJA UNA RESPUESTA