Trasladan a Fiscalía a conductora de vehículo que causó tragedia en Vía...

Trasladan a Fiscalía a conductora de vehículo que causó tragedia en Vía Expresa

115
0
Tras el accidente en la Vía Expresa, Romina Calisaya Arizaga intentó eludir su responsabilidad y dio varias versiones sobre el motivo del choque. (Foto: Comercio)

Esta mañana, Romina Calisaya Arizaga, la conductora que chocó su camioneta y provocó la muerte de una joven de 21 años en la Vía Expresa de Paseo de la República, fue trasladada desde la comisaría de Lince a la sede del Ministerio Público.

En la 29 Fiscalía Penal se determinará si se solicita al Poder Judicial que el proceso sea con prisión preventiva o en libertad.

Calisaya Arizaga manejaba con 1,59 gramos de alcohol por litro de sangre, más del triple de lo permitido (0,5), cuando despistó el vehículo en el que viajaba junto a sus amigos y se estrelló contra un poste a la altura de la estación Javier Prado del Metropolitano.

Producto del choque, Carla Cristina Quintana Lavenita, de 21 años, falleció en el lugar, mientras que los otros ocupantes de la camioneta resultaron heridos. La víctima mortal trabajaba en el emporio comercial de Gamarra y era madre de un niño de 2 años.

Elizabeth Carmona, abogada de los deudos, indicó que a Romina Calisaya Arizaga será denunciada por los delitos de homicidio culposo, cuya pena máxima son 8 años de prisión, y peligro común por conducción en estado de ebriedad.

Por ello, pidió al Congreso trabajar en una ley para modificar el Código Penal y establecer sanciones más severas para quien causa muertes por manejar ebrios.

Asimismo, denunció que la familia de la conductora no asume los gastos de sepelio de Carla Cristina Quintana Lavenita.

Como se recuerda, tras el accidente, Romina Calisaya intentó evadir su responsabilidad dando diferentes versiones sobre la persona que iba al volante del vehículo de placa F3R-554. En un primer momento dijo que se trataba de un taxista, quien las recogió y estaba drogado e iba a excesiva velocidad.

Luego manifestó que el conductor era uno de sus amigos y que manejaba con prudencia. “Él iba a poca velocidad, más o menos a 20 o 15 (kilómetros por hora)”, detalló. Además, contó que dos autos le cerraron el paso y lo obligaron a voltear, provocando de esta manera el accidente.

Minutos después reconoció que el auto iba a toda velocidad, pero que el conductor era un hombre a quien había conocido horas antes y les hizo el servicio de taxi.

DEJA UNA RESPUESTA